jueves, 9 de octubre de 2014

SELLOS CON GOMA DE BORRAR♥

Confieso: Estoy obsesionada con los sellos! (Aprovechenme que como todo, va a ser mi cosa favorita una semana como mucho). Hasta fui al quiosco a comprar un cutter nuevo de la emoción!

Confieso también que hacer los sellos con un cutter de quiosco no es algo rapidito a menos que hagas un triángulo o un cuadrado. Pero lo que más me caracteriza es la paciencia asíque no fue problema para mí. Lo ideal es usar gubias y demás herramientas profesionales pero no tengo ninguna librería formal cerca y no me voy a hacer de herramientas que use una sola vez en mi vida, no me veo tallando muchas cosas...

 Miren que primor...



 Elegí ese diseño porque siempre tengo la esperanza de tener tiempo para mi PYME y estamparle un -hecho a mano- con onda. Para hacer el sellito necesitamos...
  •  Hoja de calcar
  • Cutter afiladísimo
  • Lápiz también afiladísimo (no como el mío, pasa que no encontré ni un sacapuntas)
  • Goma de borrar grandecita (yo conseguí  esas x $2 c/u)
  • Opcional reglita para emprolijar el diseño-

 Empezamos calcando un dibujo de líneas simples (cuando estén cancheras pueden hacer el castillo de Disney) que entre en la goma obviamente. Recomiendo empezar por una estrella o algo recto y sin mucho detalle, yo no pude con mi genio y me fui a un texto. Antes muerta que sencilla... jajaja. Si son dibujantes megaprofesionales dibujan en la goma directamente.
 Ahora apoyamos el papel de calcar (con el dibujo boca abajo) sobre la goma y sin que se mueva pasamos un poco los dedos para que se transfiera el dibujo. 
 Si el diseño queda en tus dedos en lugar de en la goma es porque estás poniendo el papel al revés, genia.

 Ahora lo engorroso: con el cutter vamos cortando la parte que no queremos que salga selladas. Sacar todo junto se me hizo imposible asíque lo fui haciendo por secciones, primero las esquinas y bordes, después lo más grande y por último los detalles.

 Para levantar las partes largas y finitas me ayudé con la punta de un cuchillo, ya que si metía el dedo o las uñas tenía miedo de levantar también alguna letra.


 Finalmente terminé. Los detalles mini mini los dejé ya que mi cutter no iba a poder (todo es culpa del cutter.)


 Como el quiosco no tenía almohadillas para tinta (le mando un beso a Paday, tengo la esperanza de que algún día me sponsoree) improvisé con acuarelas y pincel.


 Y listo! Vieron? No gasté fortunas en gubias y otras herramientas, en tintas ni almohadillas. Si hay ganas enseguida se puede hacer algo lindo. Por si no lo vieron al principio del post les muestro lo lindo que me quedó


Perdón por mis uñas despintadas, las uñas prolijas y las mamás no nos llevamos nada bien.