miércoles, 16 de julio de 2014

CÓMO TEÑIR BOTAS DE CUERO SINTÉTICO♥


Casi tiro mis botitas coral, pero me iluminé! Me encantan pero las usé taanto que me cansé! Y además se me había raspado la punta, y con semejante color no lo podía disimular.
 Asíque fui a una casa de compostura de calzado e hice las averiguaciones. Hoy en día volver a comprar las mismas botas costaría aprox. $500. Para teñirlas el señor me cobraba $250. Y la tinta salía $70. No lo pensé dos veces, compré la tinta y que sea lo que dios quiera, si no se salvaban compraba unas nuevas y chau. El zapatero me explicó como se usaba la tinta y me dijo que lo haga sin miedo que me iban a quedar bien. Un genio!

Usé:

Papel de diario para proteger la mesa, el producto (que trae un limpiador, la tinta y un pincelito como de felpa) y un trapo. Cinta de enmascarar  y/o un pincel finito.


  1. Con un trapo o algodón limpiamos la bota con el líquido. Le va a sacar la suciedad y la capa de brillo y lustre. (Por el olor es acetona asique si tenés las uñas pintadas protegelas). -LA BOTA DE LA DERECHA YA TIENE EL LIMPIADOR APLICADO- 
  2. Tenés dos opciones:  Antes de empezar cubir la suela, hebillas y demás con cinta de enmascarar o no hacerlo y pintar con cuidado y al final emprolijar con un pincelito. Yo empecé a encintar, pero después perdí la cinta asique usé la 2da opción.
  3.  Poné la tinta en un platito o vasito. Consejo: si vas a usar la tapa del frasco, poné algo arriba del frasco destapado porque la parte de arriba se seca  se le hace algo como una nata. Y de preferencia poné el recipiente en el que volcaste la tinta lejos de las corrientes de aire porque se seca rápido. Ahora con el pincel de felpa mojá y empeza a pintar. Fijate que no te quede nada sin cubrir!
  4. En mi caso, para complicar más las cosas mis botas son caladas, si te pasa igual poné papel de diario abajo para evitar enchastres.
  5. Con el pincel finito pintá todas las partes y detalles que te quedaron sin.
  6. Una vez que termines de dar la primer mano (en mi caso con dos fueron suficientes), dejá secar un día al aire o un buen rato con secador de pelo lo más frío posible. Dale la segunda mano o las que necesites y listo, quedan perfectas! De todas formas guardá bien la tinta que te sobre porque en algunos lugares donde el cuero se tiene que doblar, como el arco que se forma entre el empeine y los dedos del pie, se empezó a ver un poco el coral de abajo, pero no se saltó entero, sino que da la sensación de que se hubiera gastado. Por ahora las retoqué y no se volvió a salir. Pero guardo mi tarrito por las dudas! (Abajo las botas después de la primer mano de tinta)