lunes, 15 de julio de 2013

NÚMERO PARA CUMPLEAÑOS DIY♥

 Cuanto tiempo sin escribir! Ya pasaron los exámenes, ya pasó el cumple de Pía (ambas cosas muy exitosas). Ahora estoy en vacaciones, más relajada y con más tiempo. Y tengo un montón de cosas para compartir con ustedes:)
 Creo que lo más elogiado en el cumple de Pía fue el 2 de la pared. Menos mal que me acorde de sacar las fotos para mostrarles cómo lo hice!

   Quedó así:




Ahora está pegado en su puerta (del lado de adentro claramente jajaja) porque guardado se iba a arruinar, además de que el año que viene cumple 3, a menos que lo guarde para los 12... no creo que le guste ni que resista. Y me daba mucha pena tirarlo!!

Para hacerlo usé:
 * Papel madera (o cartulina/cartón/un pedazo de bolsa se cartón/cualquier papel medio gruesito)
* Papel barrilete/papel de seda (aprox. 5 lilas y 5 rosas)
* Plasticola/Boligoma
* Tijera y paciencia.


Primero marqué la forma en el papel barrilete, y lo corté. Medía aprox 50x30cm.


Ahora la paciencia... Hice un molde de una florcita de 6 pétalos, aprox de 5 o 6cm de diámetro. Y corté muchísimas, corté como 12 planchas de papel barrilete. No hace falta que queden perrfectas, asíque corté con el papel doblado unas cuantas veces.



A pegar. Puse una línea de plasticola en el contorno del 2. Aunque hubiera sido más fácil de adentro hacia afuera. Pegué las flores de modo que el pegamento tocara solo el centro, yo me ayudé con los dedos, pero también hubiera sido útil una birome o algo así. Con la foto se entiende un poquito más.



Cuando terminé de hacer todo el contorno, levanté los extremos de las flores que quedaron "aplastados". Empecé una por una, pero levantando todas juntas era lo mismo.







Una vez que levanté todas las flores, puse otra línea de plasticola y pegué flores lilas. (Pensaba hacerlo todo del mismo color, pero no me ancanzó el papel jaja)




Volví a levantar los extremos, a poner plasticola y a pegar flores, así hasta que me quedo mullido. Y listo! Lo pegué a la pared con cinta de papel/de enmascarar, porque es muy livianito, y la verdad que me quedó hermoso, no hay modestia hoy.